© Ignacio Ferrando
Lo que no te puedes perder un invierno en los pirineos

Invierno en los Pirineos

Los Pirineos Bearneses son un destino de ensueño para el invierno. En familia o en pareja, al pasar unas vacaciones de montaña en el Pirineo te estarás regalando una bocanada de aire fresco y descubrirás paisajes únicos.

Brebis Harcourt
Una asidua visitante

Experta en la región

Un gran Número

de actividades Invernales

Si te gusta la montaña, los Pirineos te abren las puertas. Ponte los esquís y emprende una aventura en uno de las estaciones del Pirineo. Las familias disfrutarán de las actividades dedicadas a los más jóvenes en La Pierre Saint-Martin, o en Gourette, o Artouste, en el valle vecino. La primera te da la bienvenida en un entorno excepcional para las raquetas de nieve. También puedes pasar una noche en un iglú, construido por ti mismo y observar las estrellas. Para recorrer las pistas, Iraty, Issarbe, el bosque de Braca o el Somport son los destinos ideales. La nieve inmaculada, los pinos centenarios y una calma increíble te harán pasar un momento especial durante tus vacaciones de invierno. Además del esquí de fondo y las raquetas de nieve, puedes disfrutar de las vastas extensiones nevadas sobre trineos tirados por perros nórdicos.

La gastronomía del pirineo

Ideal y reconfortante tras el esfuerzo

Bajar por las laderas nevadas sin duda te abrirá el apetito. Y aquí, nuevamente, la región te dará una completa satisfacción. Toma asiento en uno de los restaurantes y descubre “la garbure”, una sopa de verduras tradicional que te sorprenderá con su delicado sabor. Antes de saborear el delicioso pastel vasco, prueba los quesos de oveja y cómodamente instalado junto al fuego durante las vacaciones de invierno que recordarás durante mucho tiempo.

Descubre

otras experiencias