© Denis FROSSARD

Gastronomía

en el Bearne

Gastronomía

Comencemos con un poco de historia. La gastronomía está estrechamente vinculada al pastoreo en los Pirineos Bearneses. Las materias primas han sido siempre cultivadas o criadas para luego ser consumidas. Esto no es nada trivial para recordar que la calidad de los platos en la gastronomía depende de la calidad de las materias primas. Incluso hoy en día, los productos están realizados con géneros locales, hechos con respeto por la naturaleza y por el bienestar y la salud del consumidor. Todo está listo para abrirte el apetito… ¡Vamos a comer!

productos locales

Especialidades culinarias

del bearne

Es difícil ofrecer una lista de todas las especialidades, nunca tendríamos suficiente espacio. Pero siempre hay algunos elementos imprescindibles para descubrir. Si te hablamos de “la poule au pot” (puchero de gallina), es casi seguro que identificarás un plato del sudoeste francés e incluso algunos pensarán de inmediato en la historia de Francia y el famoso Rey de Francia, Enrique IV. La “poule au pot” es un plato típico del Bearne. No podemos olvidar “la garbure”, que es una gran especialidad bearnesa, que incluso tiene un concurso anual en Oloron Santa-Maria, ¿saben de qué estamos hablando? De hecho, es una sopa de verduras (coles, alubias blancas, zanahorias, puerros, patatas, … y carne confitada o no de pato y / o cerdo). Aquí, en los Pirineos Bearneses, se dice que hay tantas recetas de “garbure” como habitantes. Esta sopa es un plato generoso y completo que puede convertirse en el único plato para una comida. Podrás encontrar este plato en las mesas de nuestros maestros restauradores y muchos restaurantes de la región.

No podemos hablar de la gastronomía del Bearne sin mencionar su charcutería. Patés, embutidos, morcillas, jamón… todas ellas especialidades bearnesas. Descubre el saber tradicional de nuestros artesanos que han mantenido las tradiciones de salazón de sus antepasados. En el sudoeste, la charcutería y los confites a menudo forman los platos del país que los restaurantes bearneses te ofrecen a menudo sobre una plancha de pizarra.

Y si pasamos a la tabla de quesos, olemos y probamos estos sabores auténticos. Nuestros criadores y productores ofrecen una increíble variedad de quesos. Queso puro de oveja, de vaca o mixto o de leche de cabra, hay para todos los gustos. La DOP recompensada por el concurso general de la Exposición Agrícola de París es algo que tienes que probar en esta región. Podrás elegir entre los puestos del mercado local o la mesa de nuestros restaurantes. Déjate llevar y descubre los sabores de los pastos y flores de verano que le dan este sabor único a nuestros quesos. Puedes acompañar tu queso con mermelada de arándanos o miel de nuestras montañas.

Por supuesto, una comida termina con el postre y tenemos algo para dar placer a tus papilas gustativas. Nuestra especialidad es el pastel “Ruse” de Artigarède en Oloron Santa-María. Este pastel hace mucho que cruzó las fronteras del Bearne. Es una fiesta de sorprendente ligereza cuya receta original se mantiene cuidadosamente en secreto.

Una buena comida siempre va acompañada de un buen vino. Aquí tenemos el Jurançon. Este vino es particularmente conocido por su blanco dulce que acompaña majestuosamente al foie gras del suroeste, pero también lo invitamos a descubrir el carácter de Jurançon seco. Prueba el maridaje de queso de oveja y un Jurançon, no te arrepentirás. También puedes degustar este vino bearnes como aperitivo.

Finalmente, a la hora del café, los maestros de la chocolatería Lindt le darán un toque de delicadeza y buen gusto. Y si deseas llenar tu despensa, ven a la tienda de la fábrica en Oloron Santa-María. Estamos en los Pirineos y una de las especialidades de los chocolates Lindt se llama naturalmente “Les Pyreneens” (los pirenaicos).

La Oficina de Turismo del Alto Bearne te ofrece una lista de restaurantes, productores, artesanos del buen comer y mercados que te permitirán realizar el descubrimiento gastronómico del Bearne.