© Marc Chatelain
Ven a descubrir el Alto Bearne donde disfrutarás de numerosas actividades en los Pirineos en invierno y en verano

Las mejores cosas para hacer en los Pirineos

Los Pirineos son la frontera natural entre España y Francia. En esta zona de ocio natural cerca de Huesca y San Sebastián, se encuentran el Bearne y el Alto Bearne. Estas dos entidades geográficas ofrecen muchas actividades deportivas orientadas a la naturaleza y, por supuesto, a las montañas.

Service accueil Service accueil
Una asidua visitante

Experta en la región

¿Qué hacer en los Pirineos en verano?

La forma más fácil es comenzar descubriendo los lugares paseando, en bicicleta, a caballo o en burro en el valle de Aspe, por ejemplo.

Los lugares emblemáticos para ciclistas son:

  • El Col de Aubisque y el Col de Soulor
  • El Col de Pourtalet
  • El Col de la Pierre Saint-Martin
  • El Col de Marie Blanque

Todos estos puertos de montaña ofrecen desde su cima, además de una vista infinita del horizonte, múltiples salidas hacia rutas de senderismo.

Si tuviera que elegir una excursión, sería la que sube al lago de Estaens, donde podrás ver marmotas y gamuzas tomando el sol.

Para los amantes de los deportes de aguas bravas

Esquí alpino en invierno

Esquí alpino, esquí nórdico, raquetas de nieve o cualquier otra actividad o deporte de invierno se practican en el valle de Aspe o el de Baretous. 3 estaciones de esquí abren sus pistas en invierno:

  • La Pierre-Saint-Martin es ideal para las vacaciones en familia, el esquí al alcance de los menos experimentados, el paisaje excepcional hace que la estancia sea tranquila y relajante. Parte del área está reservada para el esquí alpino, otra parte (Le Braca) está reservada para las actividades nórdicas.
  • La estación de Somport está situada en una hermosa zona de esquí transfronteriza. Esta zona nórdica hará las delicias de los fanáticos del skating, este deporte exigente. Para una práctica más relajada en el esquí de fondo alternativo, las pistas están marcadas. Es la primera estación en el oeste de los Pirineos en cuanto a la cantidad de esquiadores que la visitan.
  • Issarbe, la estación más joven para el esquí nórdico y las raquetas de nieve, se desliza en plena naturaleza, en el bosque y en los picos panorámicos, ¡en compañía del tímido urogallo!