© SAENZ Guillaume
VACACIONES DE INVIERNO EN LOS PIRINEOS

Nieve

A tan solo 2 horas de Pamplona y a poco más de 3 horas de Bilbao, el destino Pirineos Bearneses está lleno de encanto: en un radio de menos de 55 kilómetros tienes a tu disposición 4 estaciones ubicadas entre los 1400 metros y 2200 metros sobre el nivel del mar.

La Pierre

Saint-Martin

La estación más occidental de los Pirineos Atlánticos y puerta de entrada al País Vasco, la Pierre Saint-Martin es un lugar entrañable. Su área de esquí alpino es una delicia para las familias que pueden pasar por el área “Découverte” (descubrimiento) antes de saborear los suaves descensos de este entorno. Hallarás especial predilección por el «Boulevard des Pyrénées»: 4,5 km, una de las pistas azules más largas de la cadena de los Pirineos que unen la parte superior del dominio esquiable con el corazón de esta estación del Bearne. En los días claros se puede incluso ver el Océano Atlántico.

Descubre la Pierre Saint Martin

Ideal para los principiantes

En la Pierre Saint-Martin también podrán deleitarse los aficionados más experimentados de los deportes de invierno. Esta estación se caracteriza por su equipamiento de calidad (2 remontes mecánicos de ultima generación), su “esquí con vistas”, el relieve de sus pendientes rojas, su pista negra, su Snow Park o los puntos «Red +» y sus divertidos módulos.

¿No esquías o simplemente quieres probar algo diferente? Tras un pequeño paseo por el pueblo de chalets, os espera el Airboard, para descender más de 4 kilómetros tumbado sobre este peculiar trineo hinchable. Pura felicidad para quienes buscan sensaciones intensas e incluso para los más pequeños (a partir de 7 años) que podrán probar este experimento.

A dos minutos, el espacio nórdico de la Pierre Saint-Martin es una invitación a la evasión al lado más natural. 12 kilómetros de pistas totalmente dedicadas al esquí de fondo, mientras que 10 kilómetros albergarán, en el corazón de este bosque de pinos centenarios, actividades de ocio como el senderismo con raquetas de nieve, trineos tirados por perros, el «Tubbing» (un divertido trineo inflable), o las Fat Bikes eléctricas. Y para poner a prueba tu puntería, podrás disparar con el rifle láser. No va a faltar de nada para divertirse con la familia.

Disfruta

de la nieve

En el valle de Aspe, el espacio nórdico del Somport te hará descubrir vastos espacios naturales. Aquí, no hay alojamiento. Ideal para disfrutar del día y de esta generosa naturaleza, ideal para el esquí de fondo, raquetas de nieve o trineo. Para descubrir nuevas experiencias, los guías de montaña te proponen la construcción de un iglú en el que incluso puedes pasar la noche: ¡una experiencia sin precedentes para vivir en familia! Después de la jornada en la montaña podrás llegar rápidamente a casa o disfrutar de unas buenas tapas. Recuerda que la estación está a menos de 30 minutos de Jaca.

A 1450 m de altitud, el espacio nórdico de Issarbe esta pegadito al País Vasco. Sus generosos 31 kilómetros de senderos con vistas se extienden sobre vastos campos de nieve que te sorprenderán. Ya sea bajando en trineo o mientras practicas esquí de fondo o con raquetas de nieve, el panorama de 360 ° es increíble. Aquí no hay vistas del Océano Atlántico, pero a cambio encontrarás los paisajes que nos ofrecen las gargantas de Kakuetta, Holtzarte o el Pico de Anie. Y después del esfuerzo, un premio: «Le Grand Tetras» (“el urogallo”), la cafetería – restaurante de la estación, donde podrás degustar un buen crep y muchas otras delicias tradicionales del país.

En cuanto al alojamiento, tan solo basta con desear para encontrar.

En la Pierre Saint-Martin, la estancia a pie de pistas en fin de semana o toda la semana, será la garantía de unas vacaciones en la nieve al 100%. En residencia, hotel, chalet o en refugio, estarás inmediatamente en las pistas y siempre cerca de comercios y restaurantes. Esta elección es apuesta segura sobre la tranquilidad y la comodidad durante tus vacaciones en familia.

Si optas por un alquiler semanal en el valle de Aspe, Barétous o Piamonte Oloronés *, tendrás la ventaja de poder cambiar de planes y contar con otras opciones para descubrir durante tus vacaciones. Todo a tu propio ritmo, según la meteorología y según tus deseos.

* El clima en el Bearne es generalmente agradable en invierno, sin embargo, la nieve suele hacer acto de presencia en altitud. Con el fin de preservar el medio ambiente y facilitar el acceso a las estaciones, existen autobuses que circulan por nuestras carreteras de montaña durante toda la temporada e incluso durante las vacaciones escolares. Las estaciones de la Pierre Saint-Martin y el Somport cuentan con este servicio de transporte entre diciembre y abril. Consulte nuestros horarios.